Cómo Usarlo

Una Botella para Decenas de Uso

unnamed

El producto estrella de la línea Monoi es el Elixir Regenerante, del que Experiencia Monoi tiene representación exclusiva en Chile. Decidimos traer este producto producto porque es lejos lo mejor que tiene Monoi hoy en términos de:

Anti-envejecimiento capilar y de la piel
Prevención y atenuación de estrías
Hidratación continua y profunda de pieles normales y secas
Alivio de irritaciones, psoriasis, picazón por deshidratación
Reparación importante de cabellos quebradizos, con tratamientos químicos o secos por mala calidad del agua y sequedad del ambiente

Considerado el “aceite sagrado” de la Polinesia, los tahitianos llevan miles de años macerando aceite de Nuez de Coco con Flor de Tiaré y agregándole aromas típicos de la isla que ayudan a estimular los sentidos y relajar la mente.

El Elixir Regenerante de Monoi es el más concentrado en vitaminas, nutrientes y antioxidantes. Y éstas son las formas sugeridas de uso. Los otros aceites Monoi en nuestro sitio los puedes usar de la misma manera.

Tip 1. Hidratación Profunda de la Piel: el único secreto para tener una piel siempre joven es ayudarla a mantener su elasticidad. Como la pobre vive sometida a agua con químicos de la ducha, productos abrasivos de limpieza, sudor, contaminación, estrés (lo emocional también influye mucho), embarazo, gordura, adelgazamiento, exceso o falta de hormonas, finalmente termina flácida, opaca y con pequeños surcos que, con el tiempo, se convierten en arrugas.

La meta, entonces, mantener tu piel – de cara y cuerpo – siempre lubricada. ¿Cómo?

Cuerpo: El Elixir Regenerante y los demás aceites Monoi tienden a solidificarse bajo los 24 grados Celsius. Primera recomendación, entonces..ponlo en los pies de la ducha mientras te bañas para que al final quede líquido. Toma unos minutos nada más. Cuando cortes el agua, no te seques. Sácate el exceso de agua con las manos y aplícate el Elixir Regenerante sobre la piel húmeda. No te vas a olvidar de la sensación maravillosa de tu piel brillante y saludable. Si éstas apurada, date unos golpecitos con la toalla para terminar de secar sin arrastrar el producto. Tendrás la piel lubricada por 24 horas.

¿Y si voy al gimnasio en la mañana?
Póntelo igual. Está comprobado que si haces ejercicio con Elixir Regenerante Monoi puesto, el sudor no lo bota, porque la absorción es profunda. Además, la gracia está en que cada vez que fuerzas los tejidos para hacer algún ejercicio, estiras la piel y si ésta no está hidratada, tiene a desgastarse y termina con flacidez, estrías y grietas. Después de bañarte, eso sí, aplica tu Elixir Regenerante Monoi con la piel húmeda. Si vas en la tarde al gimnasio, ya vas lubricada, pero no se te olvide aplicártelo de nuevo post-rutina para dormir con la piel suave.

Manos: Lleva tu Elixir Regenerante Monoi a todos lados. Cada vez que te laves las manos, ¡no las seques! Aplícate tu aceite Monoi con la piel húmeda y así siempre estarán suaves y recuperándose del agua y el jabón, que las envejecen.

Pies: Antes de acostarte, aplica el Elixir Regenerante Monoi en tus pies y duerme con el producto. Su concentración de vitaminas está hecho para atacar lugares especialmente secos como codos y talones endurecidos y rigidizados.

Elixir de monoi vainilla
Elixir Cristral - Ylang Tiare Coco Vainilla

Cara:  Como lo están comprobando en países más desarrollados, como Estados Unidos y Francia, la terapia de aceites para la piel está ganando cada vez más terreno. De partida, porque son 100% natural y no insertan toxinas en tu cuerpo. Y no por eso son menos eficientes en sus funciones de hidratar, nutrir y recuperar. Lávate la cara con algún desmaquillarte delicado y no seques la cara. O si usas toallas desmaquillantes, rocía un poco tu cara con agua termal o de la llave. Aplica Elixir Regenerante Monoi en la palma de tu mano, frótala con la otra y aplica el aceite en cara y cuello. Religiosamente, todas las noches. No sólo despiertas con la cara nutrida – y se nota – si no que, además, está comprobado que después de 27 días, mejora ostensiblemente la elasticidad de la piel del rostro.

Pelo: El Elixir Regenerante Monoi penetra profundo en el biotejido del pelo (la parte de tejidos muertos que recubren la keratina – la vida – del pelo) hasta alcanzar lo medular de la fibra. Desde ahí, las vitaminas y antioxidantes del aceite de Nuez de Coco y Flor de Tiaré “alimentan” la fibra y la van recomponiendo con el tiempo. Tienes varias opciones de usarlo. Una, puedes mezclar una cucharada chica de tu Elixir Regenerante Monoi en tu acondicionador de uso frecuente, para que te deje más suave el pelo. O untártelo en todo el pelo por unos 45 minutos a una hora y luego lo lavas bien con shampoo. Ideal si puedes dormir con él (no mancha la almohada) y lavarlo bien al día siguiente. O puedes llevarlo a la peluquería si te tiñes mucho o te aplicas tratamientos químicos. Antes de aplicar el shampoo, pídele al o la estilista que te masajee con el Elixir Regenerante Monoi y luego lo lave bien. Tu pelo empezará a verse muy pronto tan brillante y saludable como el de las tahitianas.

Y, recuerda, todos los productos Monoi son 85% a 95% naturales. El jabón, lejos de resecar tu piel, te limpia y te deja suave. Misma cosa con el shampoo y gel de ducha. Y la línea medicinal es una bendición de la naturaleza: combate el acné, ayuda al antienvejecimiento de gente con piel grasa, alivia la rosácea, la irritación, los cortes, mata las bacterias y hongos.