Historia

Experiencia MONOÏ, un Mundo de Magia y Amor por la Naturaleza

“Experiencia MONOÏ” nace en Tahiti de la mano de la chilena Fabiola Aguirre con el fin de impulsar la Cosmética Orgánica en nuestro país. La empresaria cuenta que cuando llegó a vivir a las que denomina “tierras paradisíacas”, se inspiró de inmediato con las tradiciones que vio se transmitían de generación en generación entre las tahitianas.

Aguirre decidió entonces dar a conocer el Secreto Mejor Guardado de Belleza Natural Milenaria como una alternativa real y científicamente probada a los tradicionales productos cosméticos que se usan en las grandes urbes y que tienen origen sintético, químico e industrial.

De este modo, “Experiencia Monoï” ofrece hoy una nueva generación de productos de cuidado personal de la categoría “cosmética orgánica”, aquélla basada en el uso de ingredientes completamente naturales y en cuya elaboración se utilizan vegetales puros y de cultivo ecológico. Junto con asegurar, a través de estrictas certificaciones, que se trata de materias primas nobles, sin componentes de origen animal, ni intervención de procesos industriales, “Experiencia Monoï” cuenta con estudios que garantizan la efectividad de los productos en su promesa cosmética y de reparación, una variedad de aromas con excelente recepción de parte de los usuarios, una tasa del 100% en positiva tolerancia en todo tipo de pieles. Además, es animal-cruelty free, es decir, no se prueba en animales.

“Experiencia Monoï” inicia su trayectoria apostando por la línea MONOÏ TIKI TAHITI, un gran clásico francés que lleva casi 80 años en el mercado.

IMG_4350

Nuestro Producto Estrella

Monoï de Tahití, el Elixir Regenerador

Un aceite sensual, voluptuoso, embriagador, exótico, envolvente…Todos adjetivos ad hoc para describir las cualidades de este Elíxir de la Polinesia que tiene la huella de Aroma Único en el mundo: el Monoï. Cada botella genera emociones muy positivas que transportan en cuestión de segundos a la Polinesia Francesa el Paraíso en medio del Pacífico Sur.

SI

¿Por qué “Experiencia Monoï”?

Porque es nuestra invitación: a experimentar los placeres de esta pócima mágica. Basta con tomar el frasco de aceite de Monoi de Tahití, destaparlo y llevarlo con suavidad hacia la nariz…Imposible no dejarse llevar por su increíble aroma.

¿Existe acaso algo más placentero que su aroma? ¿Hay algo que haga evocar más religiosamente la maravillosa sensación de relajo, paraíso, vacaciones, sol y bienestar que se vive en toda isla tropical?

Muy pocas cosas logran ese efecto y tal individualización… Lo cierto es que es que cada botella transporta a una vibrante emoción, despierta y pone en alerta los sentidos, recuerdos y abre la imaginación.

Se trata de una experiencia única. Quien haya aplicado el aceite sobre su piel húmeda lo sabe. La idea, entonces, es que ahora todos puedan vivirla. En cada botella, la persona encontrará no sólo un incitador de los sentidos y una sensación vibrante de bienestar, sino también un néctar de textura voluptuosa capaz de vestir al cuerpo con un velo de gracia y luz.

Y no menos importante: de propiedades milagrosas en cuanto a hidratación y regeneración de piel y pelo. Por algo, los estudios científicos de sus cualidades lo han puesto en un sitio privilegiado en la cosmética mundial.

LOGO-EXPMg