síguenos en nuestras redes
Volver
Image Alt

Experiencia Monoi Tiki Tahiti

Productos naturales de belleza

 

¿Por qué desde hace unos años muchas mujeres optan por los productos naturales de belleza por sobre la cosmética tradicional? ¿Qué hace que ciertos productos elaborados de manera artesanal sean hoy altamente apreciados?

La respuesta está en el concepto “disruptores endocrinos”, químicos que, se ha descubierto, pueden alterar el equilibrio del sistema endocrino, encargado del crecimiento, metabolismo (es decir, la forma en que el cuerpo procesa nutrientes y regenera células), desarrollo sexual y fertilidad. Nos exponemos a estas sustancias cuando traspasan nuestra piel a través de jabones, shampoo, cremas y del agua que tomamos, alimentos que comemos y contaminación ambiental.

El problema de estas sustancias es que están presente en la mayoría de productos de belleza o de higiene personal y los estudios indican que son capaces de afectar el sistema nervioso, la salud reproductiva (esto es, problemas en la fertilidad y pubertad precoz), podrían causar algunos tipo de cáncer como el de ovarios y próstata y, además, obesidad, diabetes, problemas al corazón.

De ahí que hoy los productos naturales de belleza estén siendo mejor considerados para reemplazar cremas, limpiadores y otros productos de la cosmética tradicional. Han logrado probar que no por ser orgánicos son menos efectivos. La baba de caracol, por ejemplo, se ha convertido en una buena opción para el ácido glicólico. La rosa mosqueta y el aceite de Emú se han vuelto una alternativa excelente para borrar cicatrices.

Ésta es la filosofía que mueve a Experiencia Monoi a apostar por los productos hechos en base a Monoi, una mezcla de Aceite de Coco y Flor de Tiaré, que se elabora hace milenios en Tahiti y que constituye un secreto de belleza muy valioso entre las isleñas. Tanto es así que se pasan la receta de generación en generación hasta el día de hoy. El Institut Du Monoi ha estudiado este aceite y ha descubierto por qué es tan apreciado en la isla y por qué la exigente cosmética francesa lo usa como ingrediente para muchos de sus productos.

Como producto natural de belleza, el Monoi aporta ácidos grasos esenciales capaces de retener la humedad en los tejidos e hidratar de manera intensa. A la vez, tiene una textura muy liviana que permite su absorción rápida y llegada hasta las capas más profundas para llevar nutrientes como vitaminas A, E y K, ácidos salicílico y láurico. Si se aplica en la piel es capaz de evitar y disimular estrías, arrugas, flacidez y ayudar a la rápida regeneración de pieles deshidratadas, descamadas, con rosácea y eczema. En el cabello, el aceite se puede aplicar como mascarilla nutritiva y se ha comprobado que es capaz de redensificar y alisa la fibra capilar cuando está dañada y, por ende, con mucho frizz.

La línea de Experiencia Monoi es una de productos naturales de belleza que no traspasan químicos al cuerpo. Los shampoo, geles de ducha y jabones vegetales, por ejemplo, contienen una ínfima cantidad de sulfato para poder generar la espuma que limpia suavemente, pero su ingrediente principal es el Monoi. Por lo mismo, hidratan y no dejan residuos. Las sales minerales aportan, además, como lo dice el nombre, minerales que hacen aún más completa la nutrición de la piel y permiten una efectiva relajación. Todos los aceites, bronceadores y demás productos de belleza son aromatizados de manera completamente natural con flores o plantas. Es así que, por ejemplo, el Elíxir Regenerador de Monoi y el Hidratante Reparador son los únicos aceites naturales del mercado que tienen aroma exquisito, duradero y que activan los sentidos como lo haría cualquier producto de aromaterapia.

X