https://www.experienciamonoi.cl/wp-admin/themes.php?page=install-required-plugins
síguenos en nuestras redes
Volver
Image Alt

Monoï Tiki Tahiti

Jabones naturales

Hemos visto que en los últimos años, el acelerado e imparable avance de la tecnología ha venido a desplazar de manera inevitable los productos que poseen ingredientes naturales tan importantes para mantener una piel sana, fresca y tersa.

La utilización de elementos químicos hace que algo de uso tan frecuente como el jabón, se convierta en un elemento artificial y sin mayores propuestas de nutrición, por lo que esto más bien ha venido a desencadenar incontables problemas difíciles de resolver como son las alergias, el acné recurrente, la resequedad o el exceso de grasa.

 La altísima contaminación que a diario se expande en los aires de las grandes ciudades, el constante estrés, el agitado ritmo de vida que no permite que tengamos un tiempo adecuado para cuidar de nosotros, nos hace pensar que es importante hacer un alto en el camino para reevaluarnos y tratar de mejorar todo lo anterior.

Un cambio importante sería el comenzar a usar jabones naturales que aporten nutrientes a base de aceites esenciales, extractos frutales, herbales e ingredientes que contengan propiedades astringentes, exfoliantes, y antisépticas entre otras, acompañados con deliciosos aromas y fragancias florales que invitan a la relajación y al descanso.

Los jabones naturales son los más recomendados para el uso diario, ya que constituyen una buena fuente de hidratación y limpieza duraderas. Nuestros productos son de la mejor calidad ya que no contienen sustancias químicas que podrían resultar altamente tóxicas. Están elaborados a base de aceite de Monoi que es un producto que se origina en la Polinesia francesa; se obtiene a través de la maceración de flores de Tiaré, mezclado con aceite de coco puro de Tahití. Contiene grandes beneficios que permiten mantener la elasticidad e hidratación de la piel.

Tiene una buena cantidad de vitamina A la cual posee la capacidad de regenerar los tejidos de la piel, permitiendo que luzca tersa y suave. La vitamina E es un gran acompañante del aceite de Monoi, pues además de ser antioxidante, ayuda a que la piel no pierda toda su elasticidad y le proporciona un color suave y hermoso.

Se dice que en Tahití se empezó a usar el aceite de Monoi hace más de dos mil años; su uso se extendió también al uso en las ceremonias religiosas de los templos en la época.

Con este elemento en los jabones naturales, se logra tener un buen protector solar de origen natural. Sirve para lavar el cabello, manteniéndolo fresco, muy suave quitándole el efecto electrizado que suelen tener aquellos que se caracterizan por ser resecos y rizados, haciéndolos ver limpios y manejables por mucho tiempo.

La ventaja de usar los jabones naturales es que son de gran beneficio para la piel, evitando el envejecimiento prematuro, ya que son altamente antioxidantes, no irritan, no producen resequedad en la piel, ni dejan esa desagradable sensación grasosa.

Es ideal usarlos junto con los tratamientos para las afecciones de la piel, puesto que no la irritan y de alguna manera detienen la aparición de nuevos brotes, permitiendo que haya una rápida cicatrización ayudando también a que desaparezca la dermatitis en quienes sufren de esta incómoda enfermedad. Como poseen propiedades calmantes y purificadoras, es ideal aplicarlos todos los días para obtener mejores resultados.

Se podría decir que esta clase de jabones naturales son como una especie de maravilloso elíxir capaz de regenerar progresivamente la piel, ayudando a atenuar notablemente las arrugas; corrige la rústica textura que se forma en la “piel de naranja” y ayuda a disminuir la apariencia de las estrías que se forman después de un embarazo, o por falta de llevar diariamente a cabo una buena rutina de ejercicio.

Es importante destacar que también actúan como un potente antinflamatorio, aclaran y desmanchan la piel.  Además, son ecológicos puesto que no dañan ni contaminan el medio ambiente. Cuando se tiene codos y rodillas con una resequedad extrema, se puede aplicar allí el producto, ya que penetra humectando la zona profundamente, absorbiendo y suavizándola de inmediato. Sirven para cualquier tipo de piel.

¿No les parece maravilloso sentir el cutis terso, suave y fresco? Con la elasticidad típica de la juventud, libre de tirantez, con una nueva textura y un complemento que la haga realmente lozana.

Esto se logra cuando utilizamos productos naturales, libres de químicos y aditivos que en lugar de dañar, otorgan grandes beneficios para el embellecimiento de la piel. La naturaleza juega un factor muy importante en todo esto, al brindarnos lo mejor de la tierra, para que lo convirtamos en algo muy útil y atractivo para el consumidor, que siempre va a estar buscando encontrar alternativas diferentes, que sean de mejor calidad, más saludables para el cuerpo y que proporcionen verdaderos resultados a más corto plazo.

La mejor decisión que se puede tomar a la hora de elegir un jabón es inclinarse por lo natural, probarlo para luego sí recomendarlo con absoluta seguridad; y más cuando se constituye en un elemento indispensable en la higiene personal.

No hay que preocuparse si el nuevo producto que adquirimos no hace la suficiente espuma, ya que esto demuestra el alto grado de calidad y pureza que posee, al estar libre de agentes espumantes artificiales altamente nocivos tanto para el planeta como para el ser humano. El usar flores, semillas y demás elementos propios de la naturaleza, garantiza su óptima calidad, junto con el amplio compromiso de brindar lo mejor para la piel.

X